Exige Profesionalidad a los Autores de Audios Subliminales de Pago

Voy a compartir con vosotros un caso impactante (de forma negativa) ocurrido con un audio personalizado de pago de cierto autor que es popular y tiene muchísimos seguidores (al menos en YouTube), y que la mayoría parece obviar que no es tan profesional como lo pretende, sino que es muy chapucero. Y aún así vende audios subliminales… esto – al menos desde mi punto de vista, teniendo en cuenta lo que os compartiré a continuación – es rídiculo e inaceptable.

Una cliente suya me envió el audio de pago que supuestamente creó para ella ese señor tan popular, porque ella sospechaba que se lo había hecho apresuradamente, en muy poco tiempo, y quería saber si de verdad tenía afirmaciones o no. Su sospecha comenzó porque el autor le dijo que tendría su audio personalizado en tres días. Pasado ese tiempo, no recibió noticia alguna. Contactó con el autor, y éste le dijo que ya se lo había mandado. Ella comprobó de nuevo que no había recibido nada. Se lo dijo al autor, y este se disculpó, diciendo que había marcado como que ya se lo había enviado, y que cuando pudiera si lo enviaría. Le pareció una muy mala excusa, y al recibirlo unas horas después, le hizo pensar que tal vez lo haría con prisas en ese mismo momento.

Al analizarlo, vi que el audio era bastante simple. Cabe señalar que el precio del audio era bajo, asequible. En mi opinión, está bien (es aceptable) que el subliminal sea simple… ya que si sus afirmaciones son buenas, puede funcionar bien igualmente (aunque sea más lento que otros más avanzados), y por ese precio, es ajustado a su sencillez.

Observé que las afirmaciones no estaban del todo mal… eran básicas, pero parecía todo correcto, ninguna negativa ni particularmente mal hecha… por tanto concluí que era un audio confiable. Le respondí a esta mujer confirmándole que sí tenía afirmaciones. Y para mayor tranquilidad, le envié el audio decodificado, para que ella misma pudiera escuchar las afirmaciones que tenía.

Pues bien, el problema apareció cuando ella misma escucho sus afirmaciones… ¡y vio que tenía cosas que ella realmente no quería, y que nunca pidió! En concreto, el audio que debía ser para rejuvenecer y sanar, tenía afirmaciones para que su cabello se volviera negro. ¡Y ella lo tiene castaño! ¿Cómo iba a querer el cabello negro? También se dio cuenta que el subliminal no tenía afirmaciones para algunas de las cosas que le pidió al autor, como para tener salud en sus órganos, y en los sistemas de su cuerpo.

Este tipo de errores, es bien raro que alguien que es de verdad profesional los cometa. Ni tampoco alguien que es decente, y que de verdad valore los resultados de las personas para las cuales trabaja.

Cuando esta mujer contactó al autor para ver si su audio tenía garantía y le podía devolver el dinero, o bien lo podría corregir, el autor le dijo que no, y se desentendió totalmente del asunto. Ya no volvió a responder sus mensajes.

Ojalá más autores tuvieran en cuenta todas estas cosas, para hacer lo correcto. Ojalá les importara la gente de verdad, y no sólo para dar «buena imagen», y «ganar dinero» sin querer demasiada responsabilidad. Ojalá más sean profesionales de verdad, y se vuelvan expertos de verdad, en aquello que hacen. Ojalá se involucren más, y se pongan en la piel de las personas que los buscan para resolver sus problemas.

¡Esto no es un juego! Seamos serios y profesionales, pues. Por favor, poned de vuestra parte en exigir profesionalidad de todos los autores. Está claro que no se puede exigir mucho a lo que es gratuito, ¡pero sí a lo que es de pago! Dejad de aceptar cualquier cosa y comportamiento de los autores… cuando podéis tener mejor que eso.

Y si eres autor, aspira a ser profesional, humano, maduro, responsable. No hagas audios «y ya»… Si de verdad quieres ayudar a la gente como dices, y hasta crees que quieres… entonces comprométete con ellos, sé una persona de valor, de servicio… Está bien si también buscas popularidad o reconocimiento, pero trata que esto venga por tu compromiso con las personas, con ayudarles de verdad, por tu responsabilidad con ellas, por tus valores y por tu profesionalidad. Eso hablará muy bien de ti, y ese tipo de actitud y «marketing» basado en hacer lo correcto, te bendecirá con mucho más de lo que imaginas.

¿Te ha gustado o sido útil este artículo? Entonces compártelo, por favor.
  • 99
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
Deja una respuesta